Cómo limpiar espejos para que queden perfectos

espejo brillante

¿En serio voy a poder limpiar los cristales de mis espejos sin marcas ni brillos?

Sí. Limpiar espejos no es tan complicado como parece.

Para hacerlo más fácil te vamos a explicar al menos 3 trucos que nosotros utilizamos, tanto en casa como de manera profesional, para limpiar espejos y que queden perfectos (sin brillos, sin refrotones, sin polvo y sin nada de nada).

Trucos para limpiar espejos sin marcas

1. Un buen trapo

Para dejar los espejos brillantes y sin brillos, necesitas asegurarte de que tu trapo va a ayudarte. Trapos que sueltan pelusas, o cosas que no son trapos, no garantizan un buen resultado.

Los trapos que nosotros recomendamos son trapos de microfibra especiales para cristales o trapos 100% algodón. Por ejemplo, las sábanas de hospital se venden por piezas en algunos comercios para la producción de trapos.

Este trapo nunca debe lavarse con suavizantes, porque entonces ya no nos serviría para limpiar cristales, y menos aún, espejos.

Si quieres conocer más sobre este tema, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo: Cuál es el mejor trapo de limpieza de cristales. Te explicamos cómo hacer tu propio trapo.

2. Escoge los productos adecuados

No cualquier limpiacristales de supermercado es un buen limpiacristales. Y si te decantas por comprar la herramienta tradicional de limpieza de cristales, la misma advertencia es válida.

¿Qué productos puedes usar? Te damos una pequeña lista:

A la hora de utilizar estos productos, intenta seguir las distintas recomendaciones:

Limpiar espejos con amoníaco

El amoniaco nos hace la vida más fácil cuando tenemos que limpiar casi cualquier cosa en casa. Lo mismo con los espejos. Este producto viene muy bien para limpiar manchas persistentes, como marcas de grasa de manos, cagadas de mosca u otros.

Lo recomendable es aplicarlo en una disolución de agua, y nunca directamente. Con agua tibia o caliente (sin vapor), puede hacer un mejor trabajo en la limpieza y desinfección del espejo.

Si tu espejo es muy viejo o tiene tanta porquería que ni se ve, la bomba nuclear de limpieza de cristales casera sería una mezcla a partes iguales de alcohol y amoniaco, en base de agua.

Espejos perfectos con alcohol 95º

Hablemos ahora del alcohol.

Tenemos una cliente que tiene su fórmula personal para limpiar espejos. Esta mezcla consiste en 3 partes de alcohol por 1 de agua.

Y la verdad es que los espejos quedan sin ninguna marca, perfectos.

Este producto también se usa para limpiar y desinfectar dispositivos móviles, tablets, o elementos hardware de un ordenador sobremesa o portátil, como ratones y teclados. La razón de utilizarlo en dispositivos móviles es que el alcohol no deja ninguna marca una vez seca.

Limpieza a la vieja usanza: Vinagre

El vinagre de limpieza parece haberse puesto de moda de nuevo, y se comercializa como cualquier otro producto de limpieza. La realidad es que parece tener aplicaciones infinitas.

Desde eliminar la cal de una mampara hasta limpiar un colchón con orina. Y lo mejor es que también sirve para limpiar cristales, ya sea en su variedad de manzana o blanco.

Tienes las instrucciones de uso en el siguiente artículo sobre cómo limpiar cristales y vidrios con vinagre.

Pero no todo son ventajas. El olor que se queda a vinagre por toda la casa es espectacular. Y cuando mires por tu ventana o te mires al espejo, no podrás dejar de pensar en que te has dejado una ensalada por ahí escondida.

Para arreglar eso te recomendamos que tires de unas gotitas de jabón lavavajillas o que lo combines con otros productos que puedan reducir o incluso neutralizar ese olor.

Limpia tus espejos con limón

Si pasas del vinagre y lo tuyo es la limonada, presta atención porque este truco te va a encantar.

El limón es un desinfectante natural, pero digamos que estamos más acostumbrados a verlo en otros productos no alimenticios, y no resulta tan desagradable como el vinagre, que de primeras echa para atrás.

La preparación de este mezcla es muy sencilla, y la explicamos en este artículo sobre limpieza de cristales y vidrios con un limón.

Espejos sin marcas con tu lavavajillas

Ahora llega el turno de tu bote de Mistol.

Si quieres que tus espejos queden perfectos y sin brillos ni marcas, otra cosa que puedes hacer es utilizar lavavajillas, que combinado con un poco de agua, hará el mismo efecto que cuando limpias una copa de cristal, o los vasos.

Aunque en los demás casos pasar un segundo trapo para secar era algo opcional, para este método te recomendamos tener un segundo trapo para el secado y pulido del cristal tratado con lavavajillas.

3. Vigila tus movimientos

Uno de los puntos más importantes a la hora de limpiar cristales, y en este caso en particular, espejos, es el movimiento de limpieza.

En otras palabras, cómo vas a mover tu trapo para no dejar marcas ni brillos.

Pues muy fácil: movimientos de arco iris.

Da igual que lo hagas vertical, horizontal o lateralmente. Lo realmente importante es que sean movimientos en los que dibujes un arco.

¿Quieres saber porqué? Pues… eh… mmm…. ah… sí…. que… mira perdona, que no lo sabemos.

gift de tenet como referencia a no entender la razón de porqué el cristal queda limpio sino simplemente sentirlo
«No intentes entenderlo, sólo siéntelo.» – Tenet, en referencia también a los trazos en arcoíris para limpiar espejos.

Lo que sabemos es que funciona y los cristales quedan muy bien.

Pero no esperes que por hacer el movimiento los cristales quedarán perfectos. Ten en cuenta el factor suciedad, el trapo y el producto.

Limpiar espejos nunca fue tan fácil

Pon en práctica estos consejos y verás como la limpieza de tus espejos se convertira en una tarea fácil. Recuerda utilizar varios trapos si el cristal está muy sucio. Vigila el tipo de trapo y los productos que utilizarás. Y por último, no descuides el movimiento… 🌈

Y oye, que si limpiar los espejos tampoco es lo tuyo, y vives en Zaragoza (España), nosotros te los limpiamos encantados.

¿Tienes algún truquito que no hayamos mencionado? Déjalo en los comentarios!

Enlaces recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *