🥇El mejor trapo para limpiar cristales

trapos de limpieza de cristales

Uno de los trucos más comunes que solemos dar (cuando se nos piden), es el de mantener y cuidar un buen trapo de limpieza de cristales.

¿Pero qué es un buen trapo limpiacristales?

Que el paquete indique «trapo para limpieza de cristales» no garantiza nada.

Toma nota de la siguiente información (y atención al trapo que te presentamos)

Características de un buen trapo para limpiar cristales

Hablamos de un trapo o sábana de algodón (si nos ponemos exquisitos, sábanas de hospital).

El trapo ha de ser grande, para poder trabajar de manera más cómoda con él. Cuanto más espacio para absorber y adherir la suciedad, mejor.

Tiene que ser áspero, más bien que agradable al tacto. Eso se consigue con el desgaste y los lavados (como verás después).

Algodón 100%

Grande

Áspero, desgastado

Características básicas de nuestros trapos profesionales

Un buen trapo limpiacristales normalmente no se compra o viene ya con las características arriba mencionadas. Lo habitual es que lo convirtamos en un buen trapo con el uso y el cuidado que le damos.

Por ejemplo, podrías hacerte con este saco de sábanas, y luego seguir los pasos del siguiente apartado.

trapo de algodón de limpieza de cristales
👆👆👆 Clica para más información sobre este saco 👆👆👆

Cómo crear tu propio trapo limpiacristales

Primero asegurándonos de que la pieza que utilizaremos como trapo es, en un 100%, algodón. De hecho lo mejor son las sábanas de hospital, que venden por kilos en tiendas especializadas (mira foto).

Luego, utilizándolo en limpiezas que lo desgasten, como por ejemplo, limpiando las guías de la ventana o los marcos (si no está desgastado dejará pelusas)

Por último, y muy importante, nunca lo lavaremos con suavizante. De ser así, perdería la aspereza que queremos que gane.

Algunos ven nuestros trapos y piensan que están sucios.

Y sí, están manchados, pero no sucios.

Un trapo puede tener manchas negras de roces con juntas de ventanas, grasas u óxidos, etc. Sin embargo, si estuvieran sucios mancharían el cristal, cosa que no ocurre.

Lo que queremos decir es que, aún si la apariencia del trapo es sucia, tenemos que lavarlo únicamente con jabón en polvo, o incluso con una chorrada de amoniaco. No podemos tratar al trapo como si fuera una camisa, porque si no, perderá todas sus características básicas para limpieza.

Un buen trapo puede ser para toda la vida, siempre y cuando no se caiga por la ventana mientras lo utilizas y a lo que bajes a por él ya no esté. Pasa más de lo que parece. Eso nos da una ligera idea de lo valioso que es un trapo limpiacristales profesional.

El mejor trapo de limpieza de cristales según las redes

Por mucho que digamos, en este y otros sectores, lo que manda a la hora de decantarse por un producto en concreto son las reseñas de otros usuarios.

Mira los trapos de limpieza de cristales mejor valorados por los usuarios de Amazon:

trapo sintético de limpieza de cristales
Trapo sintético, pero con muy buenas reseñas sobre resultados sin sombreados ni halos (unas 700 reseñas positivas)
trapo microfibra limpiacristales
Trapo 100% de microfibra, uno de los más reseñados, comprados, y mejor valorados (más de 6000 reseñas positivas)
trapo microfibra solo agua
Un trapo de la mejor calidad, especialmente por su tejido, que a pesar de ser 100% microfibra, ofrece resultados profesionales.

Esperamos que encuentres el mejor trapo limpiacristales entre nuestra pequeña selección de los mejores.

¿Cuál has encontrado más útil? ¡Déjalo en comentarios!

Y si no, date el caprichito

Otra de las opciones que tienes es pasar por completo de preparar tu trapo limpiacristales, y en vez de eso, contar con los servicios de una empresa especializada en limpieza de cristales en tu zona. Si estás en Zaragoza, esa empresa es Betta Limpiacristales.

Sobretodo, no te rayes con los cristales

¿Te ha gustado este artículo? Esto te interesa…