Cómo limpiar espejos para que queden perfectos

¿En serio voy a poder limpiar los cristales de mis espejos sin marcas ni brillos?

Sí. Limpiar espejos no es tan complicado como parece.

Para hacerlo más fácil te vamos a explicar al menos 3 trucos que nosotros utilizamos, tanto en casa como de manera profesional, para limpiar espejos y que queden perfectos (sin brillos, sin refrotones, sin polvo y sin nada de nada).

Trucos para limpiar espejos sin marcas

1. Un buen trapo

Para dejar los espejos brillantes y sin brillos, necesitas asegurarte de que tu trapo va a ayudarte. Trapos que sueltan pelusas, o cosas que no son trapos, no garantizan un buen resultado.

Los trapos que nosotros recomendamos son trapos de microfibra especiales para cristales o trapos 100% algodón. Por ejemplo, las sábanas de hospital se venden por piezas en algunos comercios para la producción de trapos.

Este trapo nunca debe lavarse con suavizantes, porque entonces ya no nos serviría para limpiar cristales, y menos aún, espejos.

Si quieres conocer más sobre este tema, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo: Cuál es el mejor trapo de limpieza de cristales. Te explicamos cómo hacer tu propio trapo.

2. Escoge los productos adecuados

No cualquier limpiacristales de supermercado es un buen limpiacristales. Y si te decantas por comprar la herramienta tradicional de limpieza de cristales, la misma advertencia es válida.

¿Qué productos puedes usar? Te damos una pequeña lista:

A la hora de utilizar estos productos, intenta seguir las distintas recomendaciones:

Limpiar espejos con amoníaco

El amoniaco nos hace la vida más fácil cuando tenemos que limpiar casi cualquier cosa en casa. Lo mismo con los espejos. Este producto viene muy bien para limpiar manchas persistentes, como marcas de grasa de manos, cagadas de mosca u otros.

Lo recomendable es aplicarlo en una disolución de agua, y nunca directamente. Con agua tibia o caliente (sin vapor), puede hacer un mejor trabajo en la limpieza y desinfección del espejo.

Si tu espejo es muy viejo o tiene tanta porquería que ni se ve, la bomba nuclear de limpieza de cristales casera sería una mezcla a partes iguales de alcohol y amoniaco, en base de agua.

Espejos perfectos con alcohol 95º

Hablemos ahora del alcohol.

Tenemos una cliente que tiene su fórmula personal para limpiar espejos. Esta mezcla consiste en 3 partes de alcohol por 1 de agua.

Y la verdad es que los espejos quedan sin ninguna marca, perfectos.

Este producto también se usa para limpiar y desinfectar dispositivos móviles, tablets, o elementos hardware de un ordenador sobremesa o portátil, como ratones y teclados. La razón de utilizarlo en dispositivos móviles es que el alcohol no deja ninguna marca una vez seca.

Limpieza a la vieja usanza: Vinagre

El vinagre de limpieza parece haberse puesto de moda de nuevo, y se comercializa como cualquier otro producto de limpieza. La realidad es que parece tener aplicaciones infinitas.

Desde eliminar la cal de una mampara hasta limpiar un colchón con orina. Y lo mejor es que también sirve para limpiar cristales, ya sea en su variedad de manzana o blanco.

Tienes las instrucciones de uso en el siguiente artículo sobre cómo limpiar cristales y vidrios con vinagre.

Pero no todo son ventajas. El olor que se queda a vinagre por toda la casa es espectacular. Y cuando mires por tu ventana o te mires al espejo, no podrás dejar de pensar en que te has dejado una ensalada por ahí escondida.

Para arreglar eso te recomendamos que tires de unas gotitas de jabón lavavajillas o que lo combines con otros productos que puedan reducir o incluso neutralizar ese olor.

Limpia tus espejos con limón

Si pasas del vinagre y lo tuyo es la limonada, presta atención porque este truco te va a encantar.

El limón es un desinfectante natural, pero digamos que estamos más acostumbrados a verlo en otros productos no alimenticios, y no resulta tan desagradable como el vinagre, que de primeras echa para atrás.

La preparación de este mezcla es muy sencilla, y la explicamos en este artículo sobre limpieza de cristales y vidrios con un limón.

Espejos sin marcas con tu lavavajillas

Ahora llega el turno de tu bote de Mistol.

Si quieres que tus espejos queden perfectos y sin brillos ni marcas, otra cosa que puedes hacer es utilizar lavavajillas, que combinado con un poco de agua, hará el mismo efecto que cuando limpias una copa de cristal, o los vasos.

Aunque en los demás casos pasar un segundo trapo para secar era algo opcional, para este método te recomendamos tener un segundo trapo para el secado y pulido del cristal tratado con lavavajillas.

3. Vigila tus movimientos

Uno de los puntos más importantes a la hora de limpiar cristales, y en este caso en particular, espejos, es el movimiento de limpieza.

En otras palabras, cómo vas a mover tu trapo para no dejar marcas ni brillos.

Pues muy fácil: movimientos de arco iris.

Da igual que lo hagas vertical, horizontal o lateralmente. Lo realmente importante es que sean movimientos en los que dibujes un arco.

¿Quieres saber porqué? Pues… eh… mmm…. ah… sí…. que… mira perdona, que no lo sabemos.

gift de tenet como referencia a no entender la razón de porqué el cristal queda limpio sino simplemente sentirlo
«No intentes entenderlo, sólo siéntelo.» – Tenet, en referencia también a los trazos en arcoíris para limpiar espejos.

Lo que sabemos es que funciona y los cristales quedan muy bien.

Pero no esperes que por hacer el movimiento los cristales quedarán perfectos. Ten en cuenta el factor suciedad, el trapo y el producto.

Limpiar espejos nunca fue tan fácil

Pon en práctica estos consejos y verás como la limpieza de tus espejos se convertira en una tarea fácil. Recuerda utilizar varios trapos si el cristal está muy sucio. Vigila el tipo de trapo y los productos que utilizarás. Y por último, no descuides el movimiento… 🌈

Y oye, que si limpiar los espejos tampoco es lo tuyo, y vives en Zaragoza (España), nosotros te los limpiamos encantados.

¿Tienes algún truquito que no hayamos mencionado? Déjalo en los comentarios!

Enlaces recomendados

Cómo limpiar cristales y vidrios con vinagre de manzana 🍏

En la búsqueda del elemento perfecto para limpiar cristales, muchos prueban con diferentes sustancias, químicos y productos de andar por casa, como el limón, la cebolla y otros. En realidad, no hay un sólo modo de hacerlo. Así que en esta ocasión os hablamos de otro producto que podéis utilizar para conseguir unos cristales brillantes. Nos referimos al vinagre de manzana.

Lo que necesitas, además de vinagre de manzana

Para realizar esta limpieza necesitarás los siguientes materiales y utensilios:

  • Sprayer o pulverizador
  • Agua
  • Bayeta de microfibra (para humedecer)
  • Bayeta de microfibra o algodón desgastado (para secar)
  • Vinagre de manzana

Pasos para preparar el líquido limpiador

Tiempo necesario: 2 minutos.

Preparar el líquido limpiador a base de vinagre de manzana

  1. Poner 2/3 de agua tibia o caliente en un recipiente

    Si puede ser un pulverizador mucho mejor.

  2. Añadir una chorrada de vinagre de manzana, equivalente al 1/3 restante

  3. Pulverizar la solución sobre una bayeta de microfibra o sobre el vidrio o cristal

    Ser generosos en la aplicación. No es necesario echar todo el bote, pero queremos que el líquido llegue a todos los rincones posibles.

  4. Frota todo el cristal, mediante movimientos en arco horizontales o verticales

    Más abajo verás un video explicativo

  5. Con el trapo seco, repite el proceso para secar el cristal.

Vinagre de manzana y habilidades adecuadas

Por mucho que un producto sea bueno para tus vidrios o cristales, has de tener los conocimientos necesarios para realizar una limpieza de calidad. En otras palabras, que si no tienes ni idea de que trapo necesitas o cómo tienes que hacer los movimientos, de poco te sirve tener un producto muy bueno.

Es por eso te traemos un video que hemos encontrado navegando por YouTube, de una mujer muy mañosa, Inma, que te explicará en unos minutos el proceso para limpiar cristales de fácil acceso pero con mucha suciedad. Ella utiliza el vinagre de manzana además de enseñarte diferentes modos de llevar a cabo la limpieza completa de los cristales.

Inma nos explica cómo limpia sus cristales y el resultado realmente se aprecia

Algunos detalles muy interesantes de este video

  • Si vamos a limpiar ventanas, lo primero es la persiana, la estructura, y las guías. Lo último siempre serán los cristales de las ventanas.
  • El vinagre de manzana nos sirve para limpiar cualquier tipo de cristales, ya sea ventanas como espejos.
  • Si no sabemos qué raqueta limpiacristales utilizar, es mejor no comprarla. Como bien indica Inma en el vídeo, hay que conocer bien la técnica. Además, aquí añadimos que no todas las raquetas sirven para lo mismo.

Conclusiones y enlaces de interés

Aunque en Betta Limpiacristales trabajamos con productos profesionales, no nos importan los medios si el resultado es un cristal limpio.

Mira estos otros artículos que seguro te interesan:

Y tú, ¿cuál es tu truco favorito para limpiar los cristales? Compártelo en los comentarios! 👇👇

✓ Limpiar cristales y vidrios con limón 🍋

En este artículo te enseñamos como limpiar cristales y vidrios con un limón. Preparar este líquido casero es muy sencillo y los resultados excepcionales.

Este es uno de esos trucos de madre que siempre vienen bien para limpiar los vidrios y ventanas con resultados casi profesionales.

Lo mejor es que te servirá para todo lo que tenga vidrio: ventanas, mesas de cristal, lámparas de cristal, mamparas, puertas de cristal, lunas y vidrios del vehículo y mucho más.

Vidrios y ventanas limpios en menos de 5 minutos

Esta preparación y elaboración lleva menos de 5 minutos.

Siendo realistas, entre que te pones y no, miras la guía y demás, igual te lleva 7 u 8 minutos.

Pero céntrate.

En 5 minutos vas a tener esa mesa de cristal con un brillo que vas a ser la envidia de tus invitados, porque, lo creas o no, la gente se fija en si tus cristales, o los elementos de vidrio en tu casa, están llenos de dedos y polvo, o por el contrario, brillantes y relucientes.

También puedes ver un vídeo de 2 minutos que explica el tema, pulsando el botón de abajo.

Elaboración y materiales del producto para vidrios con limón

Para la preparación de la mezcla, necesitaremos los siguiente materiales y herramientas:

  • Agua (250 ml – 500ml)
  • Limón
  • Exprimidor (si no tienes, hablamos de la solución más adelante)
  • Recipiente: puede ser un spray, un bol o ponchera
  • Trapo o bayeta para humedecer
  • Papel de cocina o papel de periódico, o trapo de algodón especial, como el que usamos los profesionales

Una vez te hayas asegurado de tener todo, vamos a pasar a la preparación de la mezcla limpiavidrios, que es muy sencilla y rápida de realizar.

Preparación del agua y del limón

Comenzamos con esto ya que el tiempo corre.

Tiempo necesario: 5 minutos.

Pasos para limpiar cristales con limón

  1. Templar 500ml de agua

    Puedes hacerlo con dos vasos, una pequeña jarra, o una tetera. No calientes el agua, la queremos tibia. Otra opción es que la saques tibia directamente del grifo.

  2. Exprimir el limón

    Si no tienes un exprimidor, puedes hacerlo manualmente con un tenedor y presionando con tus manos. En caso de hacerlo manualmente, asegúrate de que no caiga ningún tipo de pepita, pulpa, o similar, porque esos restos perjudicarían la mezcla.

  3. Junta el zumo de limón y el agua tibia en un recipiente o spray

    Puede que lo más conveniente sea utilizar un spray, pero hay quien prefiere utilizar un pequeño bol, balde o ponchera, como dicen en Colombia.

  4. Aplica la mezcla sobre el vidrio o cristal

    Si has utilizado un spray, pulveriza la mezcla sobre el cristal a limpiar, sin miedo. En caso de estar utilizando un balde, mete la bayeta, escúrrela bien, y pásalo por toda la superficie. La idea es que quede humedecida. Este paso es muy importante ya que aquí se realiza la limpieza.

  5. Seca la superficie con el papel de periódico o de cocina.

    En este punto tienes que secar toda la superficie que hayas humedecido. Asegúrate de hacerlo mediante movimientos en arco, como un arco iris. De este modo no enguatarás el cristal con brillos o marcas indeseados.

Un video para hacerte la vida más sencilla

Como sabemos que quizá leer no sea lo tuyo, pasamos rápidamente a la acción con este video informativo de una mujer muy amable que nos explica cómo llevar a cabo esta limpieza. La verdad es que el resultado es muy interesante. Se acabaron los dedos en tu mesa de cristal!

Aprende a limpiar tus cristales con un limón en menos de dos minutos

Muchas gracias a Comino y Cilantro por este vídeo tan práctico. En su canal encontrarás muchos más.

¿Conoces algún truco tan bueno como este? Déjalo en los comentarios!! 👇👇👇

Si quieres saber más trucos sobre limpieza de cristales, herramientas o cualquier otra cosa, sigue al tanto de nuestro blog, que constantemente se actualiza para llevar a todos hacia una cultura de cristales limpios.

👉👉Síguenos en Instagram para ver cristales muuuuy limpios👈👈

Más trucos de limpieza de cristales y vidrios

Productos de limpieza de cristales que necesitas

🥇El mejor trapo para limpiar cristales

Uno de los trucos más comunes que solemos dar cuando se nos piden, es el de mantener y cuidar bien los buenos trapos de limpieza de cristales.

Características de un buen trapo para limpiar cristales

Hablamos de un trapo o sábana de algodón (si nos ponemos exquisitos, sábanas de hospital). El trapo ha de ser grande, para poder trabajar de manera más cómoda con él. Tiene que ser áspero, más bien que agradable al tacto.

  • Algodón 100%
  • Grande
  • Áspero, desgastado

Cómo crear tu propio trapo limpiacristales

Primero asegurándonos de que la pieza que utilizaremos como trapo es, en un 100%, algodón. De hecho lo mejor son las sábanas de hospital, que venden por kilos en tiendas especializadas. Luego, utilizándolo en limpiezas que lo desgasten, como por ejemplo, limpiando las guías de la ventana o los marcos.

Por último, y muy importante, nunca lo lavaremos con suavizante. De ser así, perdería la aspereza que queremos que gane.

Algunos ven nuestros trapos y piensan que están sucios debido a las manchas negras de roces con juntas de ventanas, grasas u óxidos, etc. Sin embargo, si estuvieran sucios mancharían el cristal, cosa que no ocurre. Lo que queremos decir es que, aún si la apariencia del trapo es sucia, tenemos que lavarlo únicamente con jabón en polvo, o incluso con una chorrada de amoniaco. No podemos tratar al trapo como si fuera una camisa, porque si no, perderá todas sus características básicas para limpieza.

Un buen trapo puede ser para toda la vida, siempre y cuando no se caiga por la ventana mientras lo utilizas y a lo que bajes a por él ya no esté. Pasa más de lo que parece. Eso nos da una ligera idea de lo valioso que es un trapo limpiacristales profesional.

Si todo este proceso te da algo de pereza, puedes mirar este enlace y comprarte este saco de trapos que te va a durar para toda la vida (si no los pierdes), o puedes seguir adelante a la siguiente opción.

Disfruta un poco la vida

Otra de las opciones que tienes es pasar por completo de preparar tu trapo limpiacristales, y en vez de eso, contar con los servicios que ofrecemos en Betta Limpiacristales. Nuestro servicio a domicilio es uno de nuestros servicios más solicitados. Ganarás en seguridad, tranquilidad y aunque es cierto que tendrás que pagarlo, sabes que tus cristales estarán perfectos después del servicio.

¿Te ha gustado este artículo? Esto te interesa…

Cómo limpiar cristales sin dejar marcas ni brillos

Uno de los problemas más comunes al limpiar cristales es el de que después de limpiar, queden marcas en el cristal. Esto es especialmente molesto en los espejos, aunque si a nuestras ventanas les da la luz solar directamente, también es muy frustrante ver marcas y brillo. Por eso en este artículo te daremos algunos consejos que te ayudarán a limpiar cristales sin dejar marcas ni brillos.

¡Mira cómo van a quedar tus cristales si sigues estos consejos!

espejo brillante
Espejo antes y después, bajo la prueba infalible: un punto de luz

Cómo Limpiar Cristales Sin Dejar Marcas: las claves

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de limpiar sin dejar marcas:

Veremos la correcta utilización del trapo y el producto de limpiar cristales, los movimientos que debemos hacer para evitar las marcas y brillos, y los pasos a seguir para obtener el mejor resultado.

Escoge el trapo adecuado

Muchas personas caen en el error de utilizar el trapo erróneo para limpiar los cristales de casa. Y esto, evidentemente, hace que el resultado no sea el esperado. Así que, ¿cuál es el trapo adecuado?

Los mejores trapos son los de algodón y los de microfibra. Pero quizá digas: “¡Pero si yo tengo esos trapos!”. Habrá que mirar entonces el estado en el que se encuentran tus trapos. Si están suaves como el terciopelo, tus trapos no valen para limpiar cristales. Y es que una de las claves para que un trapo no deje marca en los cristales es no lavarlo nunca con suavizante.

Una de las claves para que un trapo no deje marca en los cristales es no lavarlo nunca con suavizante.

Betta Limpiacristales

Un trapo de algodón adecuado está acartonado, recio. Ese tipo de trapo es el que nos dará buenos resultados al limpiar. Y lo que es más, teniendo un buen trapo, prácticamente nos da igual el tipo de producto limpiacristales que utilicemos, a veces tan solo con un poco de agua y un buen trapo podemos hacer maravillas, como te hemos enseñado antes.

Los trapos de microfibra que se producen en los últimos años también son muy prácticos para limpiar cristales, si son específicos para ello y no tienen las fibras largas.

Escoge el mejor producto limpiacristales

Otro factor muy importante para no dejar marcas es el tipo de producto limpiacristales que utilicemos. Los típicos limpiacristales multiusos tienen su punto, pero ese tipo de mezclas son un desastre cuando se trata de limpiar cristales muy sucios. Crean un barrillo que inevitablemente dejará marcas y brillos. Si quieres más info sobre cómo preparar los mejores productos limpiacristales caseros, échale un vistazo a estos dos artículos:

Te proponemos a continuación algunos productos que pueden resultarte muy útiles para limpiar cristales con suciedad baja o media (recuerda que para limpiar cristales con mucha suciedad y garantizar un buen resultado, lo mejor es contar con profesionales):

Movimientos en arco: queremos limpiar, no enguarrar

Ya tenemos los trapos que necesitamos y un buen producto limpiacristales, aunque como hemos mencionado antes, con un poco de agua también se pueden conseguir resultado asombrosos, como el de la foto de la comparativa.

Teniendo todo esto claro, necesitamos saber cómo utilizar adecuadamente las herramientas de las que disponemos. Para ello, contamos con una guía paso a paso sobre cómo limpiar cristales sin dejar marcas.

Limpiar los cristales sin dejar marcas: paso a paso

Tiempo necesario: 15 minutos.

Limpiar los cristales sin dejar marcas paso a paso

  1. Determina la suciedad del cristal

    Suciedad baja: gotitas, cagadas de mosca, fina capa de polvo, visibilidad alta
    Suciedad media: gotas de agua mezclada con polvo, un velo, visibilidad media-alta
    Suciedad alta: cristal embarrado, calcificaciones, visibilidad baja, polvo

  2. Lavado inicial

    Independientemente del nivel de suciedad, lo más recomendable es lavar bien el cristal con un trapo o bayeta, sea para cristales o no. Si la suciedad es alta, deberemos dedicar más tiempo a este proceso. La mezcla que utilizaremos para este lavado puede variar, aunque se puede utilizar agua a solas, o mezclada con lavavajillas. Para realizar el lavado: frotar, frotar y frotar.

  3. Aclarado y secado

    En el paso anterior hemos embadurnado por completo el cristal de agua y jabón, y ahora tenemos que retirar toda esta suciedad, con la misma bayeta, o si esta muy sucia, con otra. La idea es retirar la capa inicial y luego secar el cristal. Todavía no hemos terminado, así que no te mates con las marcas que queden. Tan solo seca el cristal.

  4. (En caso de suciedad alta) Elimina restos de cal y repite los pasos 1 a 3

    Para más información sobre limpieza de cal de cristales y mamparas, te dejamos dos artículos que pueden serte de mucha utilidad.

    1. Cómo limpiar la cal de los cristales
    2. Cómo quitar cal de los cristales

  5. Prepara tu mezcla o producto limpiacristales y tu trapo

    El cristal ya no debe tener tan apenas suciedad visible. Es por eso que ahora podemos pasar a la acción y rematar la faena. Ya sea con agua y alcohol o amoníaco, o con un otro limpiador recomendado, humedecemos el cristal con un spray o directamente el trapo.

  6. Extiende el limpiacristales de la manera correcta


    ¿Y cuál es la manera correcta? 

    Como si estuvieses dibujando un arcoíris. NUNCA haciendo círculos (y menos aún concéntricos). Recuerda siempre un arco. Cualquier movimiento que hagamos sobre el cristal, ha de ser en arco. Está claro,¿verdad? Ya sea que lo hagamos de modo vertical u horizontal, debemos hacer movimientos en arco. Además debes cubrir todas las secciones del cristal, incluidas las esquinas y cantos.

  7. Eliminar marcas y brillos

    Tras una primera pasada para extender el limpiacristales, encontrarás que quizá haya quedado alguna marca o brillo. Para esto puedes utilizar un punto de luz cercano, y poner el cristal bajo su luz (como el sol). Cuando localices los brillos y marcas, no entres en pánico y empieces a llenar todo de limpiacristales de nuevo. En vez de eso, busca zonas secas o menos húmedasde tu trapo, o utiliza otro nuevo, y haz movimientos en arco para ir poco a poco quitando esas marcas. ¿Hay que presionar el cristal al frotar? No necesariamente. A veces una pasada «light»hace mucho bien.

Estos pasos son los básicos para una limpieza sin dejar marcas a nivel casero. Las marcas, brillos y refregones, son simplemente el resultado natural de aplicar una sustancia sobre el cristal y frotarla. Pero no es algo imposible de eliminar, como hemos visto en esta guía.

Conclusión

Para no dejar marcas, velos o refregones en los cristales, es esencial crear una buena combinación entre el trapo que utilicemos y el líquido limpiacristales. Y sobretodo… movimientos en arco.

Si te ha gustado este artículo, recuerda que encontrarás muchos más en esta web. Nos harías un tremendo favor compartiéndo este artículo en tus redes! Muchísimas gracias por adelantado! 😀

Artículos y webs relacionadas que pueden interesarte

Cómo limpiar la cal de los cristales

Escaparates, ventanas en casas, en pisos, mamparas de ducha, espejos… Ningún cristal se resiste al efecto de la cal. Muchas veces esta se asocia a las aguas corrientes, ya que es principalmente en baños y cocinas donde la encontramos. Sin embargo, la cal puede venir de muchos lugares, a veces impensables. Aquí te mostramos algunos trucos para limpiar la cal de tus cristales.

¿Qué es la cal?

Esto no es un artículo científico, pero saber de dónde viene la cal nos puede ayudar.

Sin entrar en muchos detalles, la cal (óxido de calcio) es uno de esos minerales que encontramos de manera diluida en el agua corriente. Por lo tanto todo lo que se vea expuesto a agua corriente, también será expuesto a cal. Y esto ocurre especialmente en Zaragoza, donde el agua es muy dura.

Pero también está presente en las rocas calizas. Así que los cristales que estén cerca de este tipo de rocas, o cualquier otro material de construcción que contenga trazas de caliza, se ven expuestos a la cal también.

¿De dónde viene la cal de mi cristal?

La lluvia no suele producir las marcas de cal por si sola. Lo que si que lo produce son:

  • Filtraciones de macetas, riegos de jardín, etc…
  • Todo lo que precipita por una fachada y gotea en ventanas
  • Agua que cae al suelo y salpica al cristal, arrastrando la cal.
  • Agua de grifo de ducha que salpica a mampara

¿Cómo puedo limpiar la cal de los cristales o mamparas?

Hay varias formas. Lo primordial es saber que el agua caliente incrementa la fijación de la cal. Esta se limpia con mayor facilidad en el agua fría.

Hablando de productos, uno de los mejores productos a nivel casero para limpiar la cal es el vinagre de limpieza. Una vez aplicado, es conveniente que se aclare con abundante agua fría. Esto no deja de ser el más básico de los medios. Aún así, el olor que queda posteriormente es algo que echa para atrás a muchos que tienen este problema en sus cristales.

Es por eso recomendable utilizar productos antical en spray (por menos de 4 euros), que no resulten dañinos para los cristales, y te permiten hacer una limpieza rutinaria. En algunos casos, la cal es tan gruesa, que se puede rascar de la superficie del cristal, como se rascaría una vitrocerámica. Pero eso sí, previa humectación del cristal.

¿Cómo limpiamos los profesionales la cal de los cristales?

En el caso de los limpiacristales profesionales, como es el caso de Betta Limpiacristales, disponemos de productos altamente eficientes que eliminan la cal más incrustada. Los pasos que seguimos son los siguientes:

  1. Limpieza inicial del cristal: eliminamos toda la suciedad superficial para dejar «descubierto» la cal del cristal.
  2. Aplicación del producto antical: ejerciendo presión y frotando muy bien cada rincón afectado por cal, extendemos el producto.
  3. Eliminación y lavado del cristal: una vez extendido, y habiendo dejado pasar unos minutos, retiramos la capa de antical, lavando por completo el cristal de nuevo, y así eliminando por completo la cal del cristal.

El paso 2 y 3 se repiten en ocasiones, dependiendo de cómo reaccione la capa de cal al tratamiento.

Esta limpieza nos permite hacer algo así como un «reset» en el cristal. Nos da la oportunidad de realizar un mantenimiento que será menos costoso y así mantener el cristal en un buen estado estético. Es por eso que muchos de nuestros clientes cuentan con nuestros servicios, especialmente en zonas de Zaragoza donde la limpieza de cristales es muy complicada, como Valdespartera o Parque Venecia. En estas zonas, los cristales no tienen un diseño que permita una fácil limpieza, y esto favorece la aparición de cal con el paso de los años debido a la falta de mantenimiento.

Si este es tu caso ¡contacta con nosotros!

Si necesitas más información, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro perfil de Instagram para que veas cómo tratamos el cristal y los resultados que obtenemos.

Gracias por acompañarnos en otro artículo y hasta pronto!