Cómo limpiar cristales sin dejar marcas ni brillos

Uno de los problemas más comunes al limpiar cristales es el de que después de limpiar, queden marcas en el cristal. Esto es especialmente molesto en los espejos, aunque si a nuestras ventanas les da la luz solar directamente, también es muy frustrante ver marcas y brillo. Por eso en este artículo te daremos algunos consejos que te ayudarán a limpiar cristales sin dejar marcas ni brillos.

¡Mira cómo van a quedar tus cristales si sigues estos consejos!

espejo brillante
Espejo antes y después, bajo la prueba infalible: un punto de luz

Cómo Limpiar Cristales Sin Dejar Marcas: las claves

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de limpiar sin dejar marcas:

Veremos la correcta utilización del trapo y el producto de limpiar cristales, los movimientos que debemos hacer para evitar las marcas y brillos, y los pasos a seguir para obtener el mejor resultado.

Escoge el trapo adecuado

Muchas personas caen en el error de utilizar el trapo erróneo para limpiar los cristales de casa. Y esto, evidentemente, hace que el resultado no sea el esperado. Así que, ¿cuál es el trapo adecuado?

Los mejores trapos son los de algodón y los de microfibra. Pero quizá digas: “¡Pero si yo tengo esos trapos!”. Habrá que mirar entonces el estado en el que se encuentran tus trapos. Si están suaves como el terciopelo, tus trapos no valen para limpiar cristales. Y es que una de las claves para que un trapo no deje marca en los cristales es no lavarlo nunca con suavizante.

Una de las claves para que un trapo no deje marca en los cristales es no lavarlo nunca con suavizante.

Betta Limpiacristales

Un trapo de algodón adecuado está acartonado, recio. Ese tipo de trapo es el que nos dará buenos resultados al limpiar. Y lo que es más, teniendo un buen trapo, prácticamente nos da igual el tipo de producto limpiacristales que utilicemos, a veces tan solo con un poco de agua y un buen trapo podemos hacer maravillas, como te hemos enseñado antes.

Los trapos de microfibra que se producen en los últimos años también son muy prácticos para limpiar cristales, si son específicos para ello y no tienen las fibras largas.

Escoge el mejor producto limpiacristales

Otro factor muy importante para no dejar marcas es el tipo de producto limpiacristales que utilicemos. Los típicos limpiacristales multiusos tienen su punto, pero ese tipo de mezclas son un desastre cuando se trata de limpiar cristales muy sucios. Crean un barrillo que inevitablemente dejará marcas y brillos. Si quieres más info sobre cómo preparar los mejores productos limpiacristales caseros, échale un vistazo a estos dos artículos:

Te proponemos a continuación algunos productos que pueden resultarte muy útiles para limpiar cristales con suciedad baja o media (recuerda que para limpiar cristales con mucha suciedad y garantizar un buen resultado, lo mejor es contar con profesionales):

Movimientos en arco: queremos limpiar, no enguarrar

Ya tenemos los trapos que necesitamos y un buen producto limpiacristales, aunque como hemos mencionado antes, con un poco de agua también se pueden conseguir resultado asombrosos, como el de la foto de la comparativa.

Teniendo todo esto claro, necesitamos saber cómo utilizar adecuadamente las herramientas de las que disponemos. Para ello, contamos con una guía paso a paso sobre cómo limpiar cristales sin dejar marcas.

Limpiar los cristales sin dejar marcas: paso a paso

Tiempo necesario: 15 minutos.

Limpiar los cristales sin dejar marcas paso a paso

  1. Determina la suciedad del cristal

    Suciedad baja: gotitas, cagadas de mosca, fina capa de polvo, visibilidad alta
    Suciedad media: gotas de agua mezclada con polvo, un velo, visibilidad media-alta
    Suciedad alta: cristal embarrado, calcificaciones, visibilidad baja, polvo

  2. Lavado inicial

    Independientemente del nivel de suciedad, lo más recomendable es lavar bien el cristal con un trapo o bayeta, sea para cristales o no. Si la suciedad es alta, deberemos dedicar más tiempo a este proceso. La mezcla que utilizaremos para este lavado puede variar, aunque se puede utilizar agua a solas, o mezclada con lavavajillas. Para realizar el lavado: frotar, frotar y frotar.

  3. Aclarado y secado

    En el paso anterior hemos embadurnado por completo el cristal de agua y jabón, y ahora tenemos que retirar toda esta suciedad, con la misma bayeta, o si esta muy sucia, con otra. La idea es retirar la capa inicial y luego secar el cristal. Todavía no hemos terminado, así que no te mates con las marcas que queden. Tan solo seca el cristal.

  4. (En caso de suciedad alta) Elimina restos de cal y repite los pasos 1 a 3

    Para más información sobre limpieza de cal de cristales y mamparas, te dejamos dos artículos que pueden serte de mucha utilidad.

    1. Cómo limpiar la cal de los cristales
    2. Cómo quitar cal de los cristales

  5. Prepara tu mezcla o producto limpiacristales y tu trapo

    El cristal ya no debe tener tan apenas suciedad visible. Es por eso que ahora podemos pasar a la acción y rematar la faena. Ya sea con agua y alcohol o amoníaco, o con un otro limpiador recomendado, humedecemos el cristal con un spray o directamente el trapo.

  6. Extiende el limpiacristales de la manera correcta


    ¿Y cuál es la manera correcta? 

    Como si estuvieses dibujando un arcoíris. NUNCA haciendo círculos (y menos aún concéntricos). Recuerda siempre un arco. Cualquier movimiento que hagamos sobre el cristal, ha de ser en arco. Está claro,¿verdad? Ya sea que lo hagamos de modo vertical u horizontal, debemos hacer movimientos en arco. Además debes cubrir todas las secciones del cristal, incluidas las esquinas y cantos.

  7. Eliminar marcas y brillos

    Tras una primera pasada para extender el limpiacristales, encontrarás que quizá haya quedado alguna marca o brillo. Para esto puedes utilizar un punto de luz cercano, y poner el cristal bajo su luz (como el sol). Cuando localices los brillos y marcas, no entres en pánico y empieces a llenar todo de limpiacristales de nuevo. En vez de eso, busca zonas secas o menos húmedasde tu trapo, o utiliza otro nuevo, y haz movimientos en arco para ir poco a poco quitando esas marcas. ¿Hay que presionar el cristal al frotar? No necesariamente. A veces una pasada «light»hace mucho bien.

Estos pasos son los básicos para una limpieza sin dejar marcas a nivel casero. Las marcas, brillos y refregones, son simplemente el resultado natural de aplicar una sustancia sobre el cristal y frotarla. Pero no es algo imposible de eliminar, como hemos visto en esta guía.

Conclusión

Para no dejar marcas, velos o refregones en los cristales, es esencial crear una buena combinación entre el trapo que utilicemos y el líquido limpiacristales. Y sobretodo… movimientos en arco.

Si te ha gustado este artículo, recuerda que encontrarás muchos más en esta web. Nos harías un tremendo favor compartiéndo este artículo en tus redes! Muchísimas gracias por adelantado! 😀

Artículos y webs relacionadas que pueden interesarte

Herramientas limpiacristales

Algunas personas se aventuran a limpiar cristales, pero desconocen por completo cuáles son los nombres de las diferentes herramientas limpiacristales. Otros, sin embargo, quieren tan solo limpiar los cristales de su casa, y aunque aseguran tener la herramienta correcta, no es la más adecuada.

Ya sea que tu objetivo es limpiar los cristales de tu domicilio, o bien dedicarte a esto profesionalmente, debes conocer los nombres de las herramientas básicas para limpiar cristales y su funcionamiento.

Listado de herramientas para limpiar cristales

Mocho o mojador

mocho de limpieza de cristales
Mocho o mojador, en plena faena

La primera de nuestras herramientas necesarias para limpiar cristales es el mojador o mocho. En cada sitio recibe un nombre distinto, pero parece que estas dos son comúnmente aceptadas.

El mojador realiza la acción de lavado del cristal. Es por tanto esencial que la funda sea de calidad, si se quiere hacer un buen trabajo. Algunas de las características que tiene un mojador son las siguientes:

  • Gran absorción: necesaria para llevar el agua del cubo al cristal.
  • Diferentes tejidos: la acción detersiva depende de los tejidos de la funda.
  • Funda de quita y pon: es imprescindible para mantener la funda en buen estado.

Rastrillo, avión o squeegee

utensilio de limpieza de cristales
Operario de Betta Limpiacristales recogiendo el agua del cristal

El squeegee o rastrillo, es el utensilio que utilizamos para recoger el agua del cristal. Al igual que en una lavadora durante su centrifugado, utilizamos el rastrillo para retirar el agua que hemos aplicado, y llevarnos con ella la suciedad.

Quizá te estés preguntando porqué a los profesionales de verdad nos queda el cristal sin marcas al pasar el rastrillo. Pero eso es harina de otro costal.

Cuando un cristal esté bien lavado, el rastrillo correrá suave por él, y nos permitirá llevarnos todo por delante, dejando brillo y limpieza a su paso. Ahora veamos algunas de las características o partes del rastrillo limpiacristales:

  • Goma: parte fundamental. Puede ser dura o blanda y nunca debe tener rajas o mordidas.
  • Guía: pieza metálica donde se inserta la goma.
  • Mango: puede ser giratorio, o fijo. Importante que sea ligero y ergonómico.

Pértiga

pertiga limpieza de cristales unger
Cono de seguridad de una pértiga Unger

La pértiga es un elemento esencial para los profesionales de la limpieza de cristales, por razones obvias: no llegar a cierta altura implica no poder trabajar. Esto es así en comercios, oficinas, e incluso en domicilios, donde la carencia de una pértiga puede significar la no realización del trabajo.

Si quieres más información sobre pértigas, hablamos un poco más en este artículo.

Partes de las que consta una pértiga profesional para limpieza de cristales:

  • Cono: donde se sujeta la herramienta. Puede llevar seguro.
  • Rosca: para asegurar la extensión elegida y que no varíe.
  • Extensiones: piezas añadidas al palo base para ganar altura.

Para un profesional, esto es algo básico. Y para aquellos que se introducen en el mundo de la limpieza de cristales para uso doméstico, los materiales aquí descritos les ayudarán a tener un buen comienzo en su andadura.

Y si aún y todo no te convences a empezar, siempre puedes contar con profesionales de la limpieza de cristales, como Betta Limpiacristales.

Cómo limpiar cristales en altura o de difícil acceso ✓

Limpiar cristales en altura: todo un reto

Cuando un cliente solicita nuestros servicios para limpiar una oficina, un domicilio o un escaparate, lo más habitual es que se pueda realizar el trabajo sin complicaciones que una pértiga no pueda resolver. Pero cuando se trata de naves en polígonos, oficinas con cristales fijos, o ciertos tipos de cerramientos, entramos en el ámbito de los cristales en altura o de difícil acceso, y ahí, querido lector, hace falta algo más que una pértiga de 4 metros.

Solución 1: Pértigas de media y gran altura

La primera solución que valoramos en Betta Limpiacristales para una correcta limpieza de cristales en altura, o de difícil acceso, es la utilización de pértigas de gran altura. La medida estándar que los limpiacristales utilizamos normalmente es la pértiga de 4 metros. Esta nos permite llegar a letreros o escaparates altos.

¿A qué nos referimos entonces con media y gran altura? Una pértiga de altura media sería la que va desde 4 a 8 metros. La manejabilidad de estas pértigas requiere de fuerza, debido a su peso, experiencia y cierta habilidad. Además, hay que asegurar un perímetro de modo que la actuación no presente un riesgo para nadie, ni viandantes ni operarios.

Pértigas de gran altura son las que van de 8 a 22 metros. Si las medianas requieren fuerza, habilidad y pericia, estas triplican esa necesidad. Sin embargo, a estas alturas, el resultado puede empezar a perder calidad si no se cuenta con los sistemas correctos de limpieza, como máquinas de agua pura, sobre las que hablaremos en otro momento.

limpieza de cristales en altura
Limpieza de cristales en altura en hotel de Zaragoza

El método de pértigas en altura puede ser recomendable en ciertos casos, aunque el costo energético y físico del operario es muy alto y podría pasarle factura en días posteriores. Por eso es recomendable que se realice entre dos operarios, rotando en el trabajo. Además, utilizar herramientas versátiles ayudará con la tarea en gran manera.

El método de pértigas en altura puede ser recomendable en ciertos casos, aunque el costo energético y físico del operario es muy alto y podría pasarle factura en días posteriores

Método tradicional + Pértigas = Dolor asegurado

Solución 2: Plataformas elevadoras

Las plataformas elevadoras son soluciones rápidas para poder realizar un trabajo de alta calidad, como si se realizase a pie de calle. Sin importar el modelo que se use, estas máquinas pueden realizar una gran tarea de apoyo. Aún así son quizá objeto de temor por parte de algunos, por el hecho de estar en altura. Sin embargo, un operario bien preparado, que cuente con certificación para realizar este tipo de trabajos, lo hará con total seguridad. Esta tarea, de nuevo, implica asegurar un perímetro en torno a la máquina para que nadie se ponga en riesgo innecesariamente.

Este método de limpieza en altura resulta muy atractivo en comparación a las pértigas debido al bajo esfuerzo físico que representa. Por otra parte, los costes pudiesen ser parecidos ya que hay que alquilar la maquinaria y en ocasiones, pedir permisos especiales a la administración local. Esta es una de las mejores opciones.

Solución 3: Verticaleros

Cuando un cristal en altura sobrepasa los límites de los métodos anteriormente citados, lo más recomendable es contactar con una empresa de servicios verticales.

¿Pero son de verdad fiables?

Sí, completamente. Para realizar este tipo de trabajo son necesarias costosas certificaciones y cursos. También materiales de alta calidad que garanticen una buena suspensión, o descuelgue. Por lo tanto, como profesionales que son, son fiables.

Cierto es que la mayoría de verticaleros no están especializados es una sola tarea, como limpiar cristales. Pero sí que son normalmente personas habilidosos en trabajos manuales, por lo que limpiar cristales no representa un problema. En Zaragoza, esta es una solución práctica cuando vecinos de zonas como Parque Goya o Valdespartera se ponen de común acuerdo para la limpieza de fachadas acristaladas. Pero hay una solución incluso mejor.

Solución 4: Limpieza con máquina de agua osmotizada y pértigas

Nuestra favorita. Este sistema consiste en una máquina que inyecta el agua corriente, la filtra, y la saca purificada, enviándola hasta el cabezal de la pértiga, un cepillo, que distribuye el agua por el cristal. Una vez realizada la limpieza, tan solo debemos dejar secar el agua, que al no dejar residuos, dejará unos cristales perfectos.

La limpieza de cristales en altura con máquina de agua pura, aunque poco conocida en España, es la más conocida en lugares como Australia, Inglaterra o Estados Unidos. Aún así, en nuestro país contamos con expertos en su manejo, e incluso con fabricantes y distribuidores nacionales, por lo que su uso va en camino de hacerse más común.

Esta técnica nos encanta debido a la facilidad de montaje, tramitaciones previas a realizar (no son necesarios permisos), seguridad (se trabaja desde el suelo) y costos (trabajo mucho más rápido que por el modo tradicional).

Facilidad de montaje, sin tramites administrativos, seguridad laboral y ahorro en costes

Trabajos con máquina de agua pura

Este modo de trabajo permite llegar a una altura de 20 metros, y nos permite realizar un trabajo de calidad, con costos muy inferiores en comparación al sistema convencional: personales, administrativos y económicos.

Mencionábamos antes sobre las pértigas que uno de sus problemas es el coste energético del operario, que posiblemente sufra dolores debido al esfuerzo tan grande envuelto en el manejo de pértigas de gran altura. Sin embargo, esto no ocurre con las pértigas empleadas junto a esta maquinaria. ¿Porqué? Su composición es de fibra de vidrio o fibra de carbono, convirtiéndolas en los ultraligeros de las pértigas de limpieza.

¿Quieres conocer más sobre cómo realizamos los trabajos con esta maquinaria?

¿Cuál es la mejor técnica para limpiar cristales en altura?

Dar una única respuesta podría parecer complicado, ya que en función del trabajo, puede convenir más una técnica u otra. Pero para trabajos que requieran una altura máxima de 20 metros, apostamos siempre por la máquina de agua pura. Ya hemos mencionado las ventajas, y es que cuando el trabajo se puede hacer de manera segura, y sin perder calidad, esa es nuestra mejor opción.

En Betta Limpiacristales estamos encantados de proporcionarte la información que necesites para realizar la limpieza de tus cristales. Te esperamos!

Cómo limpiar la cal de los cristales

Escaparates, ventanas en casas, en pisos, mamparas de ducha, espejos… Ningún cristal se resiste al efecto de la cal. Muchas veces esta se asocia a las aguas corrientes, ya que es principalmente en baños y cocinas donde la encontramos. Sin embargo, la cal puede venir de muchos lugares, a veces impensables. Aquí te mostramos algunos trucos para limpiar la cal de tus cristales.

¿Qué es la cal?

Esto no es un artículo científico, pero saber de dónde viene la cal nos puede ayudar.

Sin entrar en muchos detalles, la cal (óxido de calcio) es uno de esos minerales que encontramos de manera diluida en el agua corriente. Por lo tanto todo lo que se vea expuesto a agua corriente, también será expuesto a cal. Y esto ocurre especialmente en Zaragoza, donde el agua es muy dura.

Pero también está presente en las rocas calizas. Así que los cristales que estén cerca de este tipo de rocas, o cualquier otro material de construcción que contenga trazas de caliza, se ven expuestos a la cal también.

¿De dónde viene la cal de mi cristal?

La lluvia no suele producir las marcas de cal por si sola. Lo que si que lo produce son:

  • Filtraciones de macetas, riegos de jardín, etc…
  • Todo lo que precipita por una fachada y gotea en ventanas
  • Agua que cae al suelo y salpica al cristal, arrastrando la cal.
  • Agua de grifo de ducha que salpica a mampara

¿Cómo puedo limpiar la cal de los cristales o mamparas?

Hay varias formas. Lo primordial es saber que el agua caliente incrementa la fijación de la cal. Esta se limpia con mayor facilidad en el agua fría.

Hablando de productos, uno de los mejores productos a nivel casero para limpiar la cal es el vinagre de limpieza. Una vez aplicado, es conveniente que se aclare con abundante agua fría. Esto no deja de ser el más básico de los medios. Aún así, el olor que queda posteriormente es algo que echa para atrás a muchos que tienen este problema en sus cristales.

Es por eso recomendable utilizar productos antical en spray (por menos de 4 euros), que no resulten dañinos para los cristales, y te permiten hacer una limpieza rutinaria. En algunos casos, la cal es tan gruesa, que se puede rascar de la superficie del cristal, como se rascaría una vitrocerámica. Pero eso sí, previa humectación del cristal.

¿Cómo limpiamos los profesionales la cal de los cristales?

En el caso de los limpiacristales profesionales, como es el caso de Betta Limpiacristales, disponemos de productos altamente eficientes que eliminan la cal más incrustada. Los pasos que seguimos son los siguientes:

  1. Limpieza inicial del cristal: eliminamos toda la suciedad superficial para dejar «descubierto» la cal del cristal.
  2. Aplicación del producto antical: ejerciendo presión y frotando muy bien cada rincón afectado por cal, extendemos el producto.
  3. Eliminación y lavado del cristal: una vez extendido, y habiendo dejado pasar unos minutos, retiramos la capa de antical, lavando por completo el cristal de nuevo, y así eliminando por completo la cal del cristal.

El paso 2 y 3 se repiten en ocasiones, dependiendo de cómo reaccione la capa de cal al tratamiento.

Esta limpieza nos permite hacer algo así como un «reset» en el cristal. Nos da la oportunidad de realizar un mantenimiento que será menos costoso y así mantener el cristal en un buen estado estético. Es por eso que muchos de nuestros clientes cuentan con nuestros servicios, especialmente en zonas de Zaragoza donde la limpieza de cristales es muy complicada, como Valdespartera o Parque Venecia. En estas zonas, los cristales no tienen un diseño que permita una fácil limpieza, y esto favorece la aparición de cal con el paso de los años debido a la falta de mantenimiento.

Si este es tu caso ¡contacta con nosotros!

Si necesitas más información, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro perfil de Instagram para que veas cómo tratamos el cristal y los resultados que obtenemos.

Gracias por acompañarnos en otro artículo y hasta pronto!